2 Febrero: Día Mundial de los humedales

El Día Mundial de los Humedales, que se celebra el 2 de febrero de cada año, fue decretado en 1997 y la fecha fue elegida en conmemoración a la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, que se celebró el 2 de febrero de 1971 en Irán.

España se adhirió a este convenio en 1982, y más de medio centenar de humedales españoles se incluyen dentro de este convenio, entre ellos el Parque de Doñana, las Tablas de Daimiel, el Delta del Ebro y otros.

Los humedales son extensiones de tierra, que tienen la particularidad de estar inundadas de forma permanente. En esta categoría están los pantanos, turberas, marismas, arrecifes de coral, manglares, los lagos, los ríos, etc. Son ecosistemas híbridos que pueden ser de agua dulce o salada y los llamados humedales artificiales como por ejemplo los embalses, las salinas o los estanques.

Su importancia es fundamental para la vida en todo el planeta gracias a que son ecosistemas, donde viven un gran número de especies animales y vegetales, y que se encargan de regular el ciclo del agua y el clima, creando de esta manera un equilibrio perfecto.

Además, aportan al hombre recursos indispensables para disfrutar de una mejor calidad de vida.

Sin embargo, hoy podemos ver con preocupación cómo los humedales corren el riesgo de desaparecer ya que se están degradando de manera vertiginosa. Se calcula que en los últimos 35 años han desaparecido más del 50% de los humedales en todo el mundo.

Los humedales son ecosistemas que sirven para el sustento alimenticio y proveer de agua dulce a millones de personas en todo el planeta, además de ayudar a controlar los efectos del cambio climático que tanto preocupa a los científicos y la población en general.

En Andalucía este año cobra especial relevancia al cumplirse dos décadas de la aprobación del Plan Andaluz de Humedales. Este documento, de carácter pionero en el contexto español, conforma el marco para la planificación, ordenación y gestión de este destacado patrimonio natural.

Marismas de Doñana

En 2022 se cumplen 20 años de la aprobación del Plan Andaluz de Humedales (PAH), un documento
de carácter pionero en el contexto español y que constituye el marco para la planificación, ordenación y gestión de este destacado patrimonio natural, posiblemente uno de los mejor conservados de España y Europa. Así, a través del Decreto 98/2004, de 9 de marzo, se dotó al PAH de sus dos instrumentos fundamentales:

  • Inventario de Humedales de Andalucía (IHA): un catálogo de naturaleza administrativa y
    carácter público de los humedales andaluces que tienen especial valor natural, que cuenta hoy en
    día con 224 humedales (142.236,32 ha), 161 de los cuales son o forman parte de Espacios
    Naturales Protegidos.
  • Comité Andaluz de Humedales (CAH): órgano de consulta y participación de todos los sectores
    vinculados en la conservación y recuperación de estos espacios, el cual constituye un pilar
    fundamental para la consecución práctica de los objetivos marcados por el Plan.
    Estos 20 años han posibilitado, entre otras cuestiones, la inclusión de 105 humedales al IHA, la
    restauración ecológica de un gran número de humedales que en su día fueron transformados (adquiriendo en muchos casos la propiedad de los terrenos) y el fomento del conocimiento sobre los valores naturales y el funcionamiento de estos espacios a través de un amplio programa científico-técnico.

Los humedales andaluces y la necesidad urgente de actuar:
◆ Se estima que el 44% de los humedales continentales andaluces se han perdido durante el último
siglo.
◆ Los cambios de uso del suelo de laderas y llanuras fluviales y la alteración de los caudales naturales, son los principales impulsores directos del cambio de los ríos y riberas en Andalucía.
◆ Entre las actuaciones humanas que están provocando el deterioro de los humedales andaluces están
aquellas relacionadas con las actividades agrícolas (drenaje, sobreexplotación de acuíferos, desvío de
aguas, cultivo de la cubeta, contaminación por nitratos y fitosanitarios, etc.), las actividades recreativas (uso descontrolado del espacio, abandono de residuos), el crecimiento urbanístico, la proliferación de especies exóticas invasoras o las consecuencias del cambio climático.
◆ El uso insostenible de muchos servicios que proporcionan los humedales continentales de Andalucía
está provocando su desaparición.
◆ Los humedales andaluces serán de los ecosistemas más afectados por las variaciones de precipitación y temperatura esperadas en el contexto del cambio climático en Europa, ya que están asociados a condiciones de mayor aislamiento (para hábitat y especies) y con una dependencia total de las condiciones hídricas.
◆ Muchas plantas, anfibios, reptiles, aves y mamíferos que están amenazados viven en humedales.
Según consta en la Red de Información Ambiental de Andalucía (REDIAM), hay catalogados un total de
1.244 taxones que habitan los lagos y humedales continentales andaluces.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s