Día del reciclaje 2021

Ayer hemos celebrado el día del reciclaje con el alumnado de 1ºB.

Para ello hemos trabajado en unos murales, realizados con materiales reciclados, en los que hemos querido dar a conocer la Filosofía Cero Residuos, Cero desperdicio (Zero Waste).

Esta filosofía tiene como objetivo reducir al máximo los residuos y la basura que generamos cotidianamente. De esta manera, no sólo reducimos nuestra huella, si no que además, nos permite vivir con menos cosas materiales.

Para llevar a cabo este movimiento se sigue la regla de las 5 erres en el siguiente orden:

RECHAZAR lo que no necesitamos: No sólo debemos aprender a rechazar, sino que debemos empezar por reflexionar, pues todo aquello que no es imprescindible, se convertirá en basura.

REDUCIR lo que necesitamos : Como seres humanos tenemos necesidades que deben ser cubiertas, algunas son urgentes, pero otras no tanto, y que a la larga terminan suponiendo una acumulación de objetos que no volverán a ser usados, y que por tanto terminarán en la basura. Debemos reflexionar y consumir de manera más responsable y consciente. Podemos reducir al máximo los envases desechables innecesarios y todo aquello que no nos aporta nada significativo. Por ejemplo: Podemos reducir los empaques comprado a granel con nuestras propias bolsas de tela y recipientes. Dejar de comprar agua embotellada. Comprar champú y jabón en pastilla, etc.

REUTILIZAR cambiando los objetos desechables por alternativas reutilizables o comprar de segunda mano. La mayoría de desechables de la actualidad tienen una alternativa reutilizable. Botellas de vidrio o acero, bolsas de tela, maquinilla de acero, pajitas de acero, vidrio o bambú, vasos para llevar el café de bambú, wraps, copa menstrual, compresas de tela, discos desmaquillantes de tela, y un largo etcétera. Por otro lado, podemos comprar de segunda mano la mayoría de cosas que necesitamos, alargando así su vida útil.

RECICLAR aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar: Antes de llegar a esta opción lo ideal es que ya hayamos hecho todo lo descrito anteriormente. Antes de reciclar, también podemos optar por Reparar. Reparar todo lo que podamos alargando la vida útil de los objetos y así evitar generar más basura innecesaria y el desperdicio de recursos. Reciclemos todos los residuos que no podemos reaprovechar como puede ser papel, vidrio, aluminio, plástico reciclable, etc.

ROT(en inglés) COMPOSTAR, DESCOMPONER: Compostar nuestros residuos orgánicos convirtiéndolos nuevamente en materia prima.

____________________

Pero, por donde empezar, muchas veces nos resulta complicado dar el paso hacia el cambio, pero con pasos pequeños podemos llegar muy lejos. Nosotros mismos podemos empezar a reducir nuestros residuos cuando venimos al centro escolar.

Cambiar nuestros botellines de agua de plástico de un solo uso por otros de cristal, o metal, o traer nuestro bocadillo en un envase de fibra de coco o en un porta bocadillos, ya es un paso hacia delante.

Bea Johnson, autora del libro Zero Waste Home es una de las pioneras de este movimiento, movimiento que a día de hoy siguen miles de personas en todo el mundo.

No sólo trata de reducir los residuos si no también la basura: Los residuos es todo aquello que generamos pero que aunque ya lo hayamos utilizado, todavía pueden ser reutilizados o reciclados. Por ejemplo, vidrio, papel, aluminio, plástico reciclable, etc. En cambio, la basura sería todo aquello que ya no tiene utilidad y no puede reutilizarse ni reciclarse de ninguna manera. Por ejemplo, tickets, pajitas, pegatinas, toallitas, etc. Y que va directamente al vertedero o incineradora.

El ser humano genera una media de 1.2 kg. de basura al día, lo que se traduce entre 7.000 y 10.000 millones de toneladas de residuos urbanos en todo el planeta entre todos los seres humanos.

El problema medioambiental al que nos enfrentamos debido al consumismo desmedido de la sociedad actual, especialmente en los países desarrollados, es extremadamente grave. Nos hemos convertido en la generación de usar y tirar, y es justamente aquí, en nuestra cultura de adquirir bienes que compramos, usamos y tiramos donde se encuentra uno de los mayores problemas.

Debemos intentar evitar, el plástico de un sólo uso, debido a su toxicidad, su difícil y escaso reciclaje, su largo tiempo de degradación y la contaminación que genera tanto en mar y tierra una vez acaba su vida útil.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s