5 de junio: La Hora de la Naturaleza

El tema del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio de 2020, es la biodiversidad: un llamado a la acción para combatir la acelerada pérdida de especies y la degradación del mundo natural. Un millón de especies de plantas y animales están en riesgo de extinción, en gran parte debido a las actividades humanas.
Organizado por Colombia, en asociación con Alemania, el Día Mundial del Medio Ambiente nos invita a repensar cómo han evolucionado nuestros sistemas económicos y el impacto que tienen sobre el medio ambiente.

El gobierno colombiano ha hecho de la preservación de la biodiversidad una prioridad nacional. Colombia es el país con mayor biodiversidad de aves del planeta.

La biodiversidad, o diversidad biológica, es la variabilidad de los seres vivos sobre la Tierra. Abarca aproximadamente 8 millones de especies en el planeta: desde plantas y animales hasta hongos y bacterias, los ecosistemas que los albergan -como océanos, bosques, montañas y arrecifes de coral-, así como la diversidad genética encontrada entre ellos.
Los ecosistemas saludables, ricos en biodiversidad, son fundamentales para
la existencia humana. Los ecosistemas sostienen la vida humana de innumerables maneras: limpian nuestro aire, purifican nuestra agua, reducen la ocurrencia de desastres y aseguran la disponibilidad de
alimentos nutritivos, medicinas basadas en la naturaleza y materias primas.

Un millón de especies de plantas y animales se enfrentan a la extinción, algunas en sólo décadas. Cada especie juega un papel importante en mantener un ecosistema equilibrado y saludable. La pérdida de biodiversidad y hábitats puede aumentar la propagación de enfermedades infecciosas y virus. Podemos revertir la pérdida de biodiversidad reinventando nuestra relación con la naturaleza y actuando ahora
para aumentar la ambición y la responsabilidad de su protección.
Debemos conservar y restaurar la vida silvestre, cambiar la forma en que producimos y consumimos alimentos, promover la infraestructura ecológica y transformar nuestras economías para convertirnos en custodios de la naturaleza.
La respuesta mundial a la pandemia de COVID-19 ha demostrado una acción temprana y solidaria para abordar los problemas apremiantes que amenazan nuestras sociedades. A medida que los países comienzan a planificar formas de reconstruir mejor, nuestra prioridad debe ser lograr que la naturaleza sea el centro de todas las decisiones para las personas y el
planeta.
Los cinco principales impulsores de la pérdida de biodiversidad están
relacionados con la actividad humana:

  • CAMBIOS EN EL USO DEL SUELO: Nuestra demanda de alimentos y recursos está impulsando la deforestación, cambiando los patrones de uso del suelo y destruyendo los hábitats naturales en todo el mundo.
  • SOBREEXPLOTACIÓN DE PLANTAS Y ANIMALES: La sobreexplotación de los recursos por parte de las personas, incluida la pesca, la tala y la caza furtiva de animales salvajes, amenaza la existencia misma de criaturas grandes y pequeñas.
  • EMERGENCIA CLIMÁTICA: El cambio climático y el aumento del clima extremo provocan la pérdida y degradación
    del hábitat. Por ejemplo, el calentamiento de los mares está derritiendo el hielo marino y la acidificación de los océanos blanquea los arrecifes de coral.
  • CONTAMINACIÓN: La contaminación es una amenaza importante y creciente para la biodiversidad, con efectos devastadores en los hábitats de agua dulce y marinos.
  • ESPECIES INVASORAS: Las especies invasoras amenazan la biodiversidad al actuar como parásitos o competidores, alterar hábitats, cruzarse con especies locales y provocar enfermedades. La globalización aumentó el movimiento y la introducción de especies más allá de sus áreas de distribución originales a través del comercio y el turismo, afectando a sus nuevas comunidades y hábitats de acogida.

Podéis encontrar más información sobre las actividades preparadas por la ONU para este día en la siguiente página web


La situación de suspensión de las clases debido a la alerta sanitaria no ha impedido que nuestro centro haya trabajado sobre esté día tan fundamental.

Desde el departamento de Geografía e Historía se ha trabajado esta efeméride, realizando diferentes actividades:

El alumnado de 3ºESO, junto con Águeda, su profesora de Geografía, han trabajado sobre esta efeméride, debatiendo sobre un decálogo, asumible, que nos permita proteger el Medio Ambiente.

El resultado de ese debate se ha plasmado en las siguientes infografías.

Junto a este decálogo, cada clase también ha redactado un Manifiesto, en el que han recogido sus inquietudes sobre la urgencia climática y la necesidad de crear conciencia sobre la conservación del Medio Ambiente, como único medio para poder avanzar como especie.

Podéis leer sus manifiestos en los siguientes archivos:

Así mismo, en 4ºESO, Lucia Hermoso se ha animado a realizar un cartel para concienciar de la importancia de cuidar nuestro entorno, pues es fundamental para nuestra supervivencia. La idea de realizar este cartel ha surgido de una iniciativa planteada por la Red de Escuelas andaluzas por el clima, cuyo objetivo principal es hacer llegar a las comunidades educativas y a la sociedad la preocupación por la crisis climática y sus consecuencias que, ahora más que nunca estamos viviendo, a fin de que se pueda revertir el modelo educativo y social actual.

Todas las aportaciones recibidas por la Red de Escuelas Andaluzas por el clima se ha plasmado en un vídeo, en el que se han recogido todos los carteles enviados por los diferentes centros educativos de la provincia de Málaga.

#UnFuturoMasVerdePorCrear, #DiaMundialDelMedioAmbiente, #PorLaNaturaleza

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s